bannerCumbre

Santafè de Bogotá.

15, 16 y 17 de marzo de 2014 

El pasado mes de diciembre de 2013, un grupo significativo de representantes de nuestras organizaciones agrarias y populares, se reunió en Bogotá en la Pre-Cumbre Agraria, para evaluar la reciente coyuntura de paro y movilización agraria y popular. En ella, se saludó y reconoció al conjunto de los sectores protagonistas de la lucha social y la importante tarea de movilización que se realizó en el mes de agosto; al mismo tiempo que se denunció la persecución de la que somos objeto por nuestra acción de reivindicación y transformación, a través de la penalización y criminalización de nuestras acciones. Ejemplo de ello es el escandaloso saldo de asesinados del movimiento social colombiano denunciado recientemente por la Marcha Patriótica, la violación a los derechos políticos de los ciudadanos por parte del ESMAD y el Ejercito Colombiano, y la inhabilidad por sesgos ideológicos llevada a cabo por el Procurador contra el Alcalde de Bogotá, profesores universitarios, y líderes sociales.

Reconocimos además, el derecho que nos asiste de exigir que se mantenga y de frutos la negociación política con la insurgencia colombiana de las FARC-EP y se continúe con el proceso de acercamiento con el ELN y el EPL, como un paso fundamental en la compleja construcción de la Paz con Justicia Social entre los colombianos. Nos oponemos al actual modelo que nos sigue empobreciendo y despojando: el nuevo Pacto Agrario propuesto por el gobierno no es más que la profundización del despojo y explotación, proyecto que pretende engañar a millones de familias del campo para que firmen alianzas tramposas con empresarios que explotan nuestro trabajo, y se apropian de nuestras tierras y territorios.

Así, consientes de que la causa de nuestros problemas se encuentra en las políticas públicas que han implementado por años los gobiernos colombianos, pero más aun, de la importancia de nuestros papel en la transformaciones que requiere nuestro país, convocamos a la unidad percepciones, vivencias y formas de trabajo del movimiento social y popular colombiano, a la Cumbre Agraria: Campesina, Étnica y Popular.

La Cumbre Agraria: Campesina, Étnica y Popular se proyecta como el punto de encuentro de los distintos sectores agrarios y populares para la cualificación de nuestros debates y la construcción de un programa unitario con el que mandataremos nuestra agenda de acción política y social con espíritu de unidad. Buscamos establecer los lineamientos, mecanismos, rutas de diálogo y negociación conjuntos que ofrezcan posibilidades, garantías y permanencia a nuestros procesos sociales, y el conjunto de la ruralidad colombiana. No es la fragmentación de nuestras luchas, sino la comprensión de nuestras experiencias, que daremos fuerza a la transformación de nuestro país.

Nuestra ruta se orienta a respetar el derecho de los pueblos a definir el uso de la tierra y los alimentos a cultivar, fortalecer los procesos participativos y de diálogo interétnico e intercultural, garantizar el derecho a la soberanía y autonomía alimentaria, así como el derecho a la consulta previa con consentimiento libre, previo e informado de los pueblos afro, indígenas y campesinos.

Es evidente la falta de voluntad política por parte del gobierno colombiano para adelantar el cumplimiento de los acuerdos pactados con la totalidad de actores populares del sector rural del país, por eso propenderemos por seguir convirtiendo nuestro proceso de Cumbre Agraria en la instancia representativa y decisoria de nuestras comunidades y organizaciones, con la capacidad de dialogar y afianzar con otros sectores populares las rutas de la movilización por nuestros derechos y con el fin de defender un proyecto de país justo, incluyente y equitativo.

Por todo lo anterior, convocamos a participar en la Cumbre Agraria: Campesina, Étnica y Popular, a realizarse los días 15, 16 y 17 de marzo de 2014 en la Ciudad de Bogotá.

onic