Archive for 03/02/2013


armademanipulacionmasiv

Por: Alexander Escobar

alexanderinquieto@gmail.com

La paz hecha noticia en Colombia por los medios de comunicación privados, significa la guerra llevada al escenario de la conspiración contra la justicia social del país que se debate en los diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Sostener la guerra es una de las funciones de los medios de comunicación del capital, como forma de prolongar la injusticia y la desigualdad en un pueblo que se rebela contra la tiranía. Pero no es su única tarea, una misión más siniestra les ha sido encomendada: hacer de la paz una guarida para la desigualdad y la injusticia en Colombia.

Con sus cámaras y micrófonos convierten la paz en un reality donde los fusiles de la insurgencia deben entregarse a cambio de camisetas blancas, taxis, capacitaciones para crear microempresa, y uno que otro puesto en el Congreso de la República, sin que ocurran cambios en el modelo económico, político y social del país.

Noticieros, presentadores y periodistas se encargan de presentar el conflicto en Colombia como un acontecimiento sin memoria. Pobreza, injusticia y terrorismo de Estado, desaparecen de la bandeja de programación al hablar de paz, y también se excluyen como causantes primordiales del alzamiento armado en el país.

Para los medios del capital no existen procesos de paz que pongan fin a los problemas sociales que originaron el conflicto; su estrategia es la imposición de palomas blancas en mentes en blanco, una paz de vencidos y vencedores donde solo hay cabida para la rendición de los grupos insurgentes. Todo es un reality mediático que semeja libros de superación personal llevados a la pantalla, y que se encargan de desaparecer las causas que dieron origen a la insurgencia, al igual que ocultan la permanencia y profundización de las mismas.

Es el reality de los medios del capital imponiendo el libreto para hablar de paz, donde el Gobierno es el protagonista presto a repetir cada una de sus páginas.

“Ni modelo económico ni doctrina miliar están en discusión”, es la primera línea a memorizar; ensayada luego frente al espejo como si se estuviese en la mesa de diálogos de paz; repetida una y otra vez hasta lograr naturalidad; y finalmente dejada en libertad para ser divulgada por los negociadores del Gobierno, tal como ocurriera el 18 de octubre de 2012 en Oslo. Es un libreto hecho a la medida del tirano, que en una línea deja claro el mensaje del Estado: con el pueblo no se discutirá el modelo que lo condena a la miseria, ni habrá cambios en las estructuras responsables de la iniquidad, el saqueo transnacional, la represión, y el terrorismo de Estado en Colombia.

“Paz con justicia social” es la frase que molesta a los medios del capital. Es para ellos un fastidio la paz rebelde del pueblo colombiano, les incomoda, porque se opone a la paz como guarida para el silencio y negación de los problemas históricos de la sociedad. Es clara la razón; miseria, injusticia, corrupción, saqueo transnacional, y terrorismo de Estado, no son temas a resolver en la paz de la superación personal que imponen los medios de comunicación privados. Su paz es la continuidad de las causas del conflicto, pero con los fusiles de la insurgencia silenciados.

Todo está escrito en el libreto para negar la justicia social que requiere el país. Pero también se escribe para desconocer el conflicto que diariamente padecemos. Y podemos sumar una prueba más. Las declaraciones del Gobierno en rechazo a la toma de prisioneros realizadas por las FARC, nos ayudan a ratificarlo. Porque su propósito de calificar como “secuestrados” a los prisioneros de guerra es solo parte del reality que niega las dinámicas cruentas del conflicto, y un distractor para evadir la discusión sobre la Política de Desarrollo Rural y Agrario Integral que actualmente está en la mesa de diálogos, y frente a la cual el Gobierno ha burlado las propuestas del pueblo colombiano.

Hagamos un paréntesis, o tal vez una claridad. La toma de prisioneros es una expresión del conflicto interno que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos reconoció para asegurar jurídicamente los bombardeos contra la insurgencia, el mismo conflicto interno que hoy niega cuando califica de “secuestrados” a miembros de la fuerza pública que se desempeñan como combatientes y que son capturados por las FARC.

Hoy los hechos siguen siendo lamentables. Militares y policías capturados como prisioneros de guerra, cerca de 9.500 presos políticos en Colombia, y combatientes de la guerrilla y la fuerza pública dados de baja, son solo algunas de las dinámicas cruentas del conflicto. Pero hay algo que resulta más lamentable aún, que ahora todo ocurra por la negativa del Gobierno de acordar un cese bilateral del fuego.

La decisión del Gobierno colombiano de no realizar cambios a la estructura política, económica, social y militar del país, demandan de la sociedad colombiana un pesimismo activo frente a los actuales diálogos de paz, esto quiere decir, un acompañamiento decidido en todo el territorio nacional con la construcción de propuestas para una nueva Colombia en mesas locales, departamentales y regionales. La dinámica de cabildos desarrollada por la Marcha Patriótica, y la realización de Constituyentes por la Paz, sugieren una ruta importante para concretar esta digna misión de luchar por una salida política al conflicto.

Sabemos que la paz con justicia social es la paz del pueblo rebelado que se enfrenta a la paz sin memoria de los medios del capital, y su realización será posible solo con una propuesta para una nueva Colombia que tendrá que ser defendida y aprobada en el sudor de las calles, existan o no los diálogos de paz.

Desde las calles del suroccidente colombiano,

Febrero 1 de 2013

Fuente: Alexander Escobar - alexanderinquieto@gmail.com
Anuncios

logo redficCOMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DEL MOVIMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL MARCHA PATRIÓTICA. 

www.reddhfic.org

 COMUNICA

Sobre las declaraciones emitidas por
el Mayor General LEONARDO ALFONSO BARRERO GORDILLO,
Comandante del Comando Conjunto de Sur Occidente del Ejército,
en relación a las acciones comunitarias en procedimientos militares irregulares de retenciones.

Sobre las declaraciones emitidas por el Mayor General LEONARDO ALFONSO BARRERO GORDILLO, Comandante del Comando Conjunto de Sur Occidente del Ejército, realizadas el día de hoy por la cadena radial caracol en el programa Hoy por hoy, en donde expreso “Donde reservas campesinas organizadas en la parte alta de corinto, miranda y algunas comunidades indígenas, lamentablemente se vinculan a estas actividades y cuando las tropas han efectuado capturas son rodeadas por masas y ante esa presión prima la prudencia y las tropas han tenido que soltar a personas que han sido capturadas a pesar de que hay orden de captura”. La Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano “Francisco Isaías Cifuentes”, expresa:

Desde mediados del mes de febrero del año 2012, fecha en la cual hicieron presencia en norte del Departamento del Cauca integrantes de la Fuerza de Tarea Conjunta Apolo, a la fecha, de acuerdo a información recibida de las victimas directas o indirectas con preocupación hemos registrado y denunciado públicamente, que en medio de operativos irregulares de retenciones se han presentado presuntos actos de: ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, heridas de civiles, ataques indiscriminados, ataques a bienes civiles y culturales, destrucción de bienes civiles y culturales, ocupación militar de bienes civiles y culturales, señalamientos y hostigamientos a civiles, entre otros.

La Red de Derechos Humanos “Francisco Isaías Cifuentes”, las Juntas de Acción Comunal, las asociaciones Pro-constitución Zonas de Reserva Campesinas de los Municipios de Miranda, Corinto y Caloto y las víctimas directas han puesto en conocimiento presuntos y sistemáticos hechos de vulneración a derechos constitucionales y legales ante instituciones tales como la Defensoría Regional del Pueblo, la Fiscalía General de la Nación y las personerías Municipales, al igual que ante organismos internacionales como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia.

Igualmente, nos manifestamos ante la opinión pública nacional e internacional, señalando que:

  1. La acción solidaria y organizada de campesinos, ante procedimientos irregulares de intentos de detenciones, se resume en:
  • Indagar los motivos de la detención.
  • Exigirle a las unidades militares que presente (n) la (s) orden (es) de captura.
  • Exigir que sean respetados los derechos del (los) capturado (s).

Ate vacilaciones, vacíos o la negativa de las unidades militares que adelantan el procedimiento. Líderes y autoridades comunitarias, de forma respetuosa solicitan la libertad del o los retenido (s).

  1. El anterior procedimiento o línea de conducta además de ser un derecho constitucional y legal, es un deber ético y moral, que emerge del deber de solidaridad. Es en sí misma una acción de supervivencia y preservación, ante acciones militares arbitrarias y sistemáticas, que en esencia busca evitar o neutralizar posibles hechos de infracciones y violaciones a los derechos humanos.
  2. Es falso que “ante esa presión prima la prudencia”. Por el contrario, como ha sido plenamente documentado, las comunidades rurales en este tipo de acciones reciben insultos, golpes, señalamientos, ataques indiscriminados, daños a bienes civiles, por parte de los Militares, en síntesis “acciones de represión”, que se alejan de la prudencia o de los límites a que los militares están sometidos en un régimen jurídico como el de los colombianos.

De igual forma, Solicitamos:

  1. A la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación y los organismos internacionales de promoción y protección de los derechos humanos. Una rigurosa investigación sobre las irregularidades que se vienen presentando en procedimientos de detenciones sobre los pobladores de la zona norte del Departamento del Cauca.
  2. Al Estado Colombiano, se garanticen los derechos a la vida, la integridad personal, la libertad, la intimidad y la propiedad de la población civil que habita en las zonas en conflicto. 

RED DE DERECHOS HUMANOS DEL SUR OCCIDENTE COLOMBIANO

“Francisco Isaías Cifuentes”

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DEL MOVIMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL MARCHA PATRIÓTICA.

Sur occidente de Colombia, 29 de enero de 2013.

Información relacionada:

ACCIÓN URGENTE: Departamento del Cauca. Municipio de Corinto. 29 de enero de 2013. Amenazas de muerte y señalamientos, pone en riesgo inminente la vida, la seguridad e integridad personal de presidenta de la Asociación de población desplazada ARPASAVI Municipio de Corinto Cauca e integrante del Sindicato de Pequeños Agricultores del Cauca SINPEAGRIC, filial de FENSUAGRO – CUT.

Señalamientos a integrantes de la Asociación de Trabajadores de la Zona de Reserva Campesina del Municipio de Corinto, integrantes de la Coordinación Departamental Cauca del Proceso de Unidad Popular del Sur Occidente Colombiano y del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica. 

Lectura en digital: ACCIÓN URGENTE – Municipio de Corinto.

DENUNCIA PÚBLICA: Departamento del Cauca. Municipio de Buenos Aires. 29 de enero de 2013. En desarrollo de acciones militares arbitrarias, registros fotográficos irregulares y señalamientos a pobladores del corregimiento de Timba.

Hostigamiento y confiscación ilegal de bien de propiedad HECTOR MARINO CARABALI CHARRUPI destacado dirigente afro descendiente integrante del Consejo Patriótico Nacional, del Consejo Patriótico Departamental Cauca y de la Junta Patriótica Departamental Cauca del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica. 

Lectura en digital: DENUNCIA PÚBLICA – Municipio de Buenos Aires

DENUNCIA PÚBLICA: Departamento del Valle del Cauca. Municipio de Tuluá. 29 de enero de 2013. En desarrollo de acciones militares irregulares y sistemáticas, enfrentamiento armado en zona poblada, utilización de colectivo como escudo, ataque a bien cultural y bienes civiles y suspensión de actividades académicas en la escuela de la vereda Altos del Rosario en el Municipio de Tuluá. 

Lectura en digital: DENUNCIA PÚBLICA – Municipio de Tuluá.

Fuente: RED DE DERECHOS HUMANOS DEL SUROCCIDENTE COLOMBIANO “Francisco Isaías Cifuentes”
E mail de contacto: redfcifuentes@gmail.com    , redfcifuentes@yahoo.es