mane

ENTREVISTA A BORIS DUARTE[1], VOCERO NACIONAL DE LA MESA AMPLIA NACIONAL ESTUDIANTIL (MANE)

“Para este semestre tenemos una agenda

 bastante nutrida y dinámica,

cargada de movilizaciones locales y nacionales” 

Nota de prensa: COLOMBIA INFORMA – Agencia de comunicación de los pueblos –

Colombia Informa: ¿Qué ha pasado con la educación superior en Colombia desde el paro nacional estudiantil del 2011?

Boris Duarte: Seguramente muchas personas han escuchado acerca de la crisis que enfrenta hace tiempo la educación superior en Colombia, incluso el gobierno ha reconocido públicamente los graves problemas que hoy afectan al sector educativo y la urgencia de resolverlos. Concretamente estos son: la asfixia presupuestal, la pésima calidad académica en comparación con otras universidades de América Latina, el alza de las matriculas, la falta de cupos y la deserción, el estado de deterioro de la planta física en muchos campus, la corrupción y las contantes violaciones de derechos humanos, problemas que dejaron en las últimas décadas las medidas adoptadas por el Estado colombiano en materia educativa.

Lamentablemente, lo que ha pasado recientemente, es que la situación de la educación ha empeorado y la crisis tiende a empeorar. El gobierno le ha incumplido al movimiento estudiantil y al país, le sigue haciendo “conejo” a la educación. Es preciso señalar por ejemplo, que en octubre del año pasado, casi un año después de la suspensión del paro nacional de 2011, varios congresistas de la “Unidad Nacional” que acompaña la gestión del gobierno del presidente Santos, iniciaron de manera desconsiderada el trámite legislativo en el Congreso de la República de todo un paquete de reformas lesivas para la educación. Otro hecho que nos preocupa y que tiene que ver con el incumplimiento del gobierno, es la reciente reforma tributaria que desconociendo el sentido y propósito de los aportes parafiscales los elimino de un tajo, afectando así la financiación de instituciones cuya retribución social a la clase trabajadora es invaluable como el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).  Uno se pregunta ¿Dónde quedaron las “plenas garantías” para la discusión de la reforma académica que anuncio la ministra Campo antes de la suspensión del paro nacional estudiantil?

Por otro lado, con respecto a la asfixia presupuestal que enfrentan las universidad públicas en Colombia, la MANE y los rectores del Sistema Universitario Estatal (SUE)  coinciden en que el déficit anual está por encima del billón de pesos y el gobierno descaradamente aprobó para este año un aumento irrisorio de tan solo 100 mil millones de pesos, en los aportes a la educación superior.  Hay que decir que este es un déficit que se ha ido acumulando por lo menos en los últimos 20 años y por lo tanto además del incremento anual de un billón de pesos que exige la MANE se requiere en este momento una fuerte inversión, para que la universidad pública se ponga al día y este en capacidad de responder a las verdaderas necesidad del sector. Según los rectores, esta inversión alcanzar por lo menos 9.7 billones de pesos. En lo que se refiere a la planta física lo que podemos decir es que las universidades se están viniendo al piso literalmente; uno de los casos más sonado es el de la Universidad Nacional ya que 62 de sus 152 edificios están en grave riesgo de colapsar, según una publicación del periódico el Espectador, en el 2012.

En materia de cobertura la situación también es preocupante. Cifras oficiales del Sistema Nacional de Información de Educación Superior (SNIES), hoy se quedan por fuera de la universidad por lo menos 2.5 millones de jóvenes, esto es el 60% de la demanda, sin considerar el problema de la deserción que afecta como siempre a la población con menor capacidad adquisitiva pues 7 de cada 10 jóvenes no tienen garantizado su derecho a la educación. Esta crisis, como lo hemos demostrado de múltiples maneras y en múltiples escenarios los estudiantes y la comunidad educativa en su conjunto, es el resultado de las políticas de privatización y mercantilización que han implementado los distintos gobiernos en las últimas décadas en su afán de generar y acumular capital a costa de la clase trabajadora, y que el gobierno del presidente Santos insiste en profundizar según su idea del desarrollo, sustentado en el despojo de tierras y territorios a las comunidades y en la perdida de la soberanía nacional a favor del gran capital trasnacional.

Por otra parte, la MANE no ha reparado en denunciar todos estos problemas y en convocar a la movilización social. En respuesta el Estado ha adoptado un sin número de medidas represivas como la ley de seguridad ciudadana, que condena el derecho constitucional a la protesta social y en muchas otras ocasiones ha hecho uso injustificado y desmedido de la violencia. La situación de derechos humanos al interior de la comunidad académica es entonces alarmante, las detenciones arbitrarias, los falsos positivos, los despidos injustificados, las sanciones disciplinarias, la criminalización del movimiento estudiantil e incluso el asesinato de estudiantes, son el pan de cada día.

C. Informa: ¿Qué ha estado haciendo la mane desde entonces?

 B. Duarte: El movimiento estudiantil cumpliendo la palabra empeñada en 2011, no ha cesado en sus esfuerzos por construir de manera amplia y democrática una propuesta de educación superior que resuelva la crisis financiera, política y académica de la educación púbica en Colombia. Durante todo este tiempo fueron convocadas incontables reuniones de trabajo, de estudio y debate para consolidar dicha propuesta, que hoy podemos decir se encuentra bastante avanzada. Dentro de los encuentros más importantes, después de la suspensión del paro nacional, quiero resaltar la realización de 4 plenarios nacionales de la MANE con una participación promedio de 2000 compañeros y compañeras de todas las instituciones de educción superior públicas y privadas del país, la gran cantidad de reuniones de trabajo local en más de 100 universidades e instituciones de educación superior, las constantes reuniones de intercambio con profesores y múltiples organizaciones sociales, y todos los esfuerzos de coordinación que diariamente vienen haciendo las comisiones académica, de comunicación, de derechos humanos y de vocerías nacionales. Todo este trabajo nos ha permitido ir cumpliendo la tarea, y hoy contamos con el borrador de una nueva ley de educación superior, una propuesta bastante avanzada.

 C. Informa: ¿Cuál ha sido la relación de la MANE, el gobierno y el Congreso de la República?

B. Duarte: Después de la reunión convocada en marzo del año pasado por la MANE, otras no han tenido lugar otras con el gobierno nacional. En aquella oportunidad la comisión nacional de vocerías le dio a conocer al gobierno la propuesta metodológica del movimiento estudiantil para la construcción democrática de una nueva ley de educación, y en la que presentó 4 exigencias básicas para evitar el quiebre de la universidad y para poder garantizar un proceso de reforma a la educación ampliamente participativo y democrático.

Es importante decir que la MANE no busca diálogos a puerta cerrada, ni tampoco se quiere precipitar a actuar en escenarios de negociación o concertación donde no se cuente con garantías reales. Más bien hemos sostenido durante todo este tiempo un debate público alrededor del problema de la educción con el gobierno y con otros sectores, hemos, por ejemplo, participado en muchas discusiones convocadas por el Congreso de la República en las que hemos confrontado nuestras razones y nuestros argumentos con los de la Ministra, y hemos desmentido las acusaciones y los ataques de un gobierno que todo el tiempo ha desconocido nuestra voz y deslegitimado nuestra propuesta, esto para no ahondar en la “guerra sucia y silenciosa” que nos ha declarado y en la que ha tratado de dividir y criminalizar a la MANE y al movimiento estudiantil en su conjunto.

Con el Congreso de la República la cosa no es diferente, ustedes saben que esta es una institución en la que no confiamos muchos colombianos, y no es para menos, pues escándalos como el de la parapolítica, la reforma a la justicia, la corrupción, y el tráfico de influencias entre otros, hacen que existan dudas entre la población a la hora de poner en las manos de estos señores su futuro. A finales del año pasado los voceros nacionales fuimos convocados por la presidencia del Senado a participar en una mesa de concertación de la reforma a la educación superior, pero por lo dicho antes y por no ser este un mandato expreso de la MANE, sencillamente no participamos.

Sin embargo esperamos que a futuro, todas las instituciones del Estado que tienen velas en este entierro, se dispongan a trabajar y a ofrecer garantías, como ordena la Constitución, para que el movimiento estudiantil y la ciudadanía en general puedan avanzar democráticamente hacia una reforma educativa que ponga fin a la crisis que la tiene moribunda.

 C. Informa: ¿Ya está casi lista la propuesta de educación superior de la MANE, qué se viene para el 2013?

B. Duarte: Lo que tenemos para el primer semestre del año es muy importante, es una agenda bastante nutrida y cargada de mucha dinámica de movilización local y nacional. Así mismo, durante lo que queda de este mes de enero y hasta Marzo trabajaremos para recoger los aportes finales a la propuesta de nueva ley que hemos venido construyendo, y nos esforzaremos más por dar a conocer a quienes todavía no la conocen, esta propuesta. En este sentido se espera que el documento final esté listo en el mes de abril, para ser sancionado los días 20 y 21 de abril en una jornada histórica para el estudiantado y el pueblo colombiano.

Dentro de las fechas más relevantes en esta agenda de trabajo tenemos la del 21 de marzo; para esta día la MANE tiene convocada una marcha y jornada masiva a nivel nacional en la que el movimiento estudiantil reivindicará el derecho a una educación pública gratuita, de calidad y al servicio de las necesidades del pueblo. Para el 18 y 19 de mayo ha sido programada otra jornada de suma importancia, esta vez convocando un encuentro organizativo como escenario de confluencia de esfuerzos por discutir y fortalecer los procesos organizativos de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil.

 *Conozca el primer borrador del articulado de ley de educación superior, que pretende básicamente establecer un nuevo marco normativo para la misma desde su reconocimiento como derecho fundamental y bien común.

 Fuente: Agencia Colombia Informa - informacion@colombiainforma.info

[1] Vocero nacional de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) y estudiante de la maestría de estudios políticos Latinoamericanos de la Universidad Nacional de Colombia.