pupsoc logo

Popayán (Cauca), 21 de Enero de 2013

La coordinación regional del proceso de unidad popular del suroccidente colombiano, saluda fraternalmente a todos los pueblos de la región que hoy asumen con dignidad la defensa del territorio, la vida y sus sueños por alcanzar una paz con justicia social para todo el pueblo colombiano.

Los sectores sociales y populares que confluimos en el Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano-PUPSOC, enfrentamos el complejo panorama en el que transcurre la vida en campos y ciudades, que se caracteriza por la instalación de grupos paramilitares, los planes de consolidación militar de los territorios y la persistente guerra a comunidades, líderes y organización sociales y populares que son la viva expresión de la crisis humanitaria. Esta lógica de guerra al “terrorismo” y militarización de los territorios se desarrolla por parte del estado para la adecuación de las condiciones que permitan la expropiación de la naturaleza y sus diferentes elementos (aire, agua, tierra, biodiversidad) convertidos en mercancías rentables al interés del capital. La presencia militar corresponde a colosales proyectos mineros, energéticos, agrícolas y ambientales que se vienen adelantando en el marco de la reprimarización de la economía nacional, fiel expresión de la actual fase de acumulación por desposesión que caracteriza la formación económica colombiana.

Para ello, importantes inversiones por parte del gobierno y las transnacionales se adelantan en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle del Cauca, entre los que se encuentran transversales y anillos viales, ampliación de redes eléctricas con países vecinos y puertos marítimos en el Océano Pacifico son la concreción de estas políticas del saqueo, mientras la mendicidad, los elevados costos de la vivienda y los servicios públicos domiciliarios, el transporte, alimentos y los mínimos vitales convierten a la región en una de las más pobres del país. La violencia urbana generada por estas condiciones es atendida con represión policiva y el descontento popular organizado se combate con el implacable tratamiento del recientemente aprobado Estatuto de Seguridad Ciudadana.

La profundización del modelo económico con altos grados de militarización dan como resultado la creciente resistencia que desde las localidades también presenciamos y hacemos parte, ante estos escenarios, desde el PUPSOC, continuamos alentando la resistencia popular y la búsqueda de iniciativas y propuestas que procuren una salida duradera a estas condiciones de desigualdad y empobrecimiento a la que nos han conducido tantos años de olvido estatal.

Continuamos convencidos, que ante la guerra fratricida que nos proponen los gobernantes de turno solo puede anteponerse una paz con justicia social y dignidad para todos, una paz alcanzada mediante el diálogo y la solución política, acompañada de la movilización y la participación política de los sectores populares y democráticos que conduzcan a los acuerdos fundamentales para la superación de la marginalidad social y la exclusión política. Es así como al unísono del clamor nacional respaldamos y valoramos cualquier iniciativa que apunte al logro de ese supremo objetivo, hacemos votos porque los diálogos adelantados entre el gobierno y la FARC-EP, así como los eventuales diálogos con la guerrilla del ELN, puedan llegar a un acuerdo con el concurso y la participación real y decidida del conjunto de la sociedad colombiana, así como también llamamos al gobierno nacional para que se sume a la mitigación de los estragos de la guerra y pacte con las insurgencias el cese bilateral al fuego y acuerden condiciones para la regulación de la confrontación armada.

Denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional al estado colombiano, al actual gobierno y su fuerza pública por la amenaza que se viene ejerciendo contra los dirigentes sociales del proceso de unidad popular en la región y alertamos a todas las comunidades y a las entidades gubernamentales y no gubernamentales encargadas de velar por el respeto de los derechos humanos por los planes de desaparición y tortura que tienen los organismos de seguridad del estado dirigidos contra nuestros dirigentes sociales, con el objetivo de impedir que las organizaciones defiendan sus territorios del  robo a que los están sometiendo mediante la entrega en concesión a empresas multinacionales y otros capitales extranjeros.

Llamamos a los distintos sectores sociales y políticos que confluimos en el Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, así como también a otras expresiones de unidad del pueblo colombiano, a intensificar la acción y movilización social, y a desarrollar la más amplia unidad popular con sectores democráticos y clasistas de la región para allanar con certidumbre los caminos que nos lleven a la Paz con justicia social, a la soberanía nacional y a la eliminación de las condiciones sociales, económicas y políticas que mantienen a la mayoría del pueblo colombiano sumido en las peores condiciones  de su historia. 

COMISIÓN REGIONAL 

logo pupsoc completo