Imagen tomada de: http://www.frontlinedefenders.org/es/node/19734

3 de septiembre de 2012

Durante todo el mes de agosto de 2012, la FUNDACIÓN COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LOS PRESOS POLÍTICOS (FCSPP), una organización de los derechos humanos, ha sido objeto de una serie de ataques cibernéticos. La FCSPP es una organización dedicada a la lucha contra la persecución por motivos políticos, a través de la promoción de los derechos humanos y la provisión de educación en derechos humanos, en particular a los sectores más vulnerables de la sociedad colombiana. La FCSPP también trabaja para proteger y promover los derechos de los presos políticos en Colombia.

Entre el 15 y el 24 de agosto de 2012, el sitio web de la FCSPP – www.comitedesolidaridad.com – era el blanco de ataques cibernéticos incesantes. Como consecuencia de estos ataques, el sitio web era inaccesible del 15 al 18 de agosto, y fue bloqueado temporalmente en varias otras ocasiones hasta que el control total del sitio fue recuperado el 24 de agosto.

Además, entre el 10 y el 25 de agosto de 2012, la cuenta de correo electrónico de la organización fue hackeada y utilizada para enviar virus malignos y mensajes de spam, y todas las cuentas de correo electrónico de trabajo de los empleados fueron eliminadas. Durante este tiempo, la cuenta de correo electrónico hackeada también fue utilizada para enviar mensajes amenazadores a un integrante de la seccional Antioquia de la organización.

También, el 13 de agosto de 2012, la unidad de disco duro de una computadora que contenía información acerca del trabajo de la FCSPP fue robada de las oficinas de la seccional Atlántico. La unidad robada fue reemplazada por el/los responsable/s con una unidad de disco duro que no funciona.

A principios de agosto de 2012, se descubrió un software espía instalado en una computadora que se utiliza en la oficina nacional de la FCSPP para mantener el sitio web de la organización y administrar sus comunicaciones. El software fue diseñado para registrar toda la información en la computadora y enviarla a un lugar desconocido a través del Internet.

Estos ataques cibernéticos ocurren en un contexto de constante hostigamiento e intimidación hacia FCSPP. El 9 de julio de 2012, el Sr Walter Agredo recibió una amenaza de muerte por mensaje SMS, la cual hizo referencia a varias organizaciones de los derechos humanos incluido la FCSPP, y dijo: “Morirán defensores de guerrilleros…” El 4 de julio de 2012, el Sr José Humberto Torres y el Sr Franklin Castañeda fueron dos de los 13 defensores de los derechos humanos identificados como “objetivos militares” por el grupo paramilitar autodenominado el “Ejército Anti Restitución”. Para obtener más información, sírvase consultar el llamado urgente emitido por Front Line Defenders el 10 de julio de 2012: https://www.frontlinedefenders.org/node/18911.

Además, desde el 12 de junio de 2012 todas las peticiones de ingreso de los miembros de la FCSPP a cárceles y centros de reclusión han sido negadas, a pesar de que la organización ha seguido los procedimientos correctos para las solicitudes de visitas. Entre el 12 de junio y el 22 de agosto de 2012 un total de 58 solicitudes fueron negadas sin explicación, aunque otras organizaciones todavía se han concedido acceso. En el 2010, en el marco de las medidas cautelares otorgadas a la FCSPP, la Comisión Inter-Americana de los Derechos Humanos (CIDH) solicitó al Estado Colombiano concertar un protocolo de ingreso con el fin de garantizar que la FCSPP tenga acceso a realizar su trabajo en defensa de los derechos humanos de los presos.

Front Line Defenders condena los ataques cibernéticos contra la FCSPP, y considera que están directamente relacionados con el trabajo pacífico y legítimo de la organización en la defensa de los derechos humanos. Además, Front Line Defenders manifiesta su preocupación por la reiterada negativa de las autoridades para permitir que los miembros de la FCSPP entren a prisiones y centros de detención, y considera que esto pueda ser una manera arbitraria de impedir a la organización en la realización de su trabajo de derechos humanos.

 Front Line Defenders insta a las autoridades colombianas a que: 

  • Inicien una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre actos de hostigamiento y amenazas de muerte contra integrantes de la FCSPP y el robo de la unidad de disco duro del seccional Atlántico de la FCSPP;
  • Otorgue permiso al ingreso de la FSCPP a las cárceles y centros de detención, y que concierte un protocolo de ingreso, tal como lo exigió la CIDH;
  • Tomen todas las medidas necesarias para garantizar en todo momento la integridad física y psicológica de los Sres Walter Agredo, José Humberto Torres y Franklin Castañeda, así como la de todos los integrantes de la FCSPP;
  • Aseguren que todos los defensores de derechos humanos en Colombia, desarrollando sus actividades legítimas en defensa de los derechos humanos, puedan operar libremente sin miedo a restricciones ni represalias.
Fuente:  info@frontlinedefenders.org