Los trabajadores y trabajadoras del arte y la cultura del Suroccidente Colombiano,  quienes venimos  organizándonos  a nivel local, regional y ahora en marcha a nivel nacional, le apostamos al  “Arte y cultura para la transformación social”, una apuesta desde la cultura popular como base para alcanzar la transformación social que nos permita llegar a una sociedad más justa y equitativa. como organizaciones en MARCHA, nos  sumamos  a la propuesta realizada por la  comisión   nacional  de arte y cultura  y  proponemos  además,  siguiendo  los planteamientos del  encuentro nacional  de artistas  populares de Noviembre de 2011 y el cabildo nacional De Cultura, manifestarnos desde todos los ámbitos  de la cultura este  20  y  21  de  julio de  2012 en todas  las  localidades, capitales  por  la  liberación  de cantautor  Carlos Lugo. que  su voz  sea  propagada en todas  las  plazas  públicas del  país, donde  resaltemos  entre  otras,  el compromiso de los artistas  con  la definitiva  independencia.  Carlos Lugo  es el  ejemplo de artistas comprometidos.

Es que desde el sector  cultural – hemos  dicho en el cabildo de cultura-  Reconocemos a los prisioneros políticos como víctimas del conflicto social y armado y por lo tanto nos solidarizamos con todos y todas las personas en prisión que por pensar de forma distinta y  proponer un nuevo país son objetivo jurídico de un Estado que utiliza el terrorismo como su arma decisiva. “Nos  comprometemos en el apoyo y seguimiento a los procesos carcelarios pero, sobre todo, a la exigencia de la liberación inmediata de los artistas  sometidos  por el régimen a la  privación de su libertad “Nos  sumamos  a  la propuesta de sembrar  mil banderas  de Colombia   con el  logo de marcha, pero planteando  “exigimos la liberación  del cantautor  Carlos  Lugo”  creador  del himno de marcha  patriótica.

Saludamos de  ante mano a los artistas, gestores, artesanos, procesos cultuales, campesinos y urbanos y a todas las organizaciones populares de Colombia y a los pueblos y sus organizaciones en América Latina, que resisten y luchan contra el sistema económico y político inhumano y contra la cultura hegemónica en cualquiera de sus manifestaciones. Continuaremos desde   20  y 21  de  julio  avanzando y tejiendo niveles de unidad de los artistas y todos los sectores sociales, dando pasos eficaces que identifiquen colectivamente las bases de unas condiciones dignas de vida que aspiramos construir, y que caminen los senderos hacia la transformación de la sociedad a través de una lucha frontal contra la miseria y la brutalidad de este sistema inhumano.

 Red  de  artistas  populares  del  sur  occidente, RAPSO. 

Fuente: REMAP