Popayán, 30 de abril de 2012

En este 1 de mayo, nuestro movimiento social y Político Marcha Patriótica, saluda fraternalmente la solidaridad y las luchas del pueblo trabajador, rinde un sentido homenaje a los mártires de Chicago, quienes fueron condenados y ahorcados tras realizar una gran movilización en los EE UU exigiendo una jornada laboral de ocho horas, en momentos donde eran obligados a trabajar hasta 16 horas diarias. Asi mismo, a todos aquellos colombianos que han sido asesinados, desaparecidos, torturados, desarraigados o se encuentran perseguidos, amenazados o en las cárceles privados de su libertad, como respuesta del régimen contra quienes alzan sus voces y defienden sus derechos. En este 1 de mayo, es necesario hacer un balance del estado de fuerza del movimiento trabajador, proyectar una agenda política que potencie el sector, posicione sus consignas y contribuya a la unidad del pueblo colombiano.

Hoy, la inocultable y sincronizada crisis que vive el capitalismo, reflejo de sus limites históricos, arroja tan solo entre EEUU y Europa más de 40 millones de desempleados, amenaza con sus guerras expansionistas y suma a la pobreza a la mayor parte de la población mundial, pues su efecto globalizador llega a los rincones de todos los países. El gobierno colombiano, en cabeza de Juan Manuel Santos, responde servilmente a esta crisis adoptando reformas en la justicia, lo laboral, lo pensional, lo tributario, la salud y otras como la denominada “ley lleras”, que atentan contra las libertades y derechos de los trabajadores y en gran medida contra la mayoría de nuestra población, sirviendo a los intereses  de los grandes empresarios y al sector financiero.

Ante esta compleja realidad, es necesaria la activa respuesta organizativa del movimiento sindical, de los trabajadores y de todos los sectores sociales y populares, para distanciarse de los ejercicios de cooptación del gobierno nacional, a través de engaños o propuesta que pretenden utilizar el consenso social como mecanismo que legitime sus acciones, y del mismo modo, impedir el divisionismo que pretenden infundir para contrarrestar nuestra capacidad transformadora.

En el movimiento social y político Marcha Patriótica cabemos todos aquellos que tengamos un compromiso decidido de luchar por los cambios económicos, políticos, sociales y culturales, necesarios para la humanización y la dignidad de nuestra vida. Convocamos a los diversos procesos de articulación, al fortalecimiento de amplios escenarios unitarios que promuevan la vinculación de sectores no organizados y al resto de colombianos a la mayor convergencia social y popular como mecanismo organizativo y político que garantice una salida a la actual crisis y promueva  la  participación de todos en la construcción de la patria nueva.

A MARCHAR POR LA DEFENSA DE LOS TRABAJADORES

A MARCHAR POR LA SOLUCION POLITICA Y NEGOCIADA AL CONFLICTO SOCIAL Y ARMADO

A MARCHAR POR LA INDEPENDENCIA Y LA EMANCIPACION DEL PUEBLO COLOMBIANO