Comunicado a la opinión pública.

Los presos políticos y prisioneros de guerra confinados en la torre uno de la cárcel de alta seguridad de Combita Boyacá, expresamos a la opinión nacional e internacional nuestra inconformidad por el rechazo rotundo  al pronunciamiento hecho  por el gobierno nacional en cabeza del señor ministro de justicia doctor Esguerra a que Colombianas y Colombianos por la paz acompañados por una comisión internacional visiten las prisiones del país para verificar la actual situación de derechos humanos , salubridad, hacinamiento, falsos positivos judiciales , visitas etc., en las que vivimos los presos políticos de Colombia y un elevado número de presos sociales.

Cómo puede el  gobierno pretender hablar de paz y reconciliación nacional cuando desde el establecimiento decididamente se niega la existencia de presos políticos y prisioneros de guerra, siendo nosotros en la realidad parte de este conflicto social y armado que padece la patria. Lo que no dice el señor ministro es que jurídicamente sí existimos, pues en las leyes punitivas del Estado se sigue juzgando a los presos de la insurgencia por el delito político de rebelión. En la normatividad internacional se reconoce el sagrado derecho a la rebelión que tienen los pueblos a alzarse en armas en contra de los gobiernos tiranos y despóticos. La insurgencia colombiana ha venido dando pasos importantes en la posibilidad de encontrar una solución política dialogada a la guerra, y como muestra a ésta firme convicción de buscar la paz  entre los colombianos con soberanía y autodeterminación, es la  entrega unilateral de los retenidos en su poder.

Consideramos que si el gobierno está convencido de buscar una salida dialogada al conflicto, debe hacer un gesto recíproco que anime a las partes  a continuar  aportándole a ésta iniciativa. Una debe ser la de reconocer el conflicto social y armado y al mismo tiempo la existencia de presos políticos y  prisioneros de guerra, y permitir la verificación propuesta por Colombianos Y Colombianas por la Paz. Es contradictorio que un gobierno que se ufana de ser democrático   niegue tal verificación, lo que deja ver que algo esconde o a algo le teme. Por tales razones a partir del martes 20 de marzo de 2012, los presos políticos, de conciencia y de guerra nos declaramos en desobediencia y huelga de hambre para exigir del gobierno y las autoridades penitenciarias la ejecución de la visita de verificación nacional e internacional. Exhortamos a Colombianos y Colombianas por la paz y a sectores sociales y populares como ONG’s de Derechos Humanos,  sindicatos,  al movimiento estudiantil  etc. a que nos acompañen en este justo reclamo y al mismo tiempo invitarlos a abrir un espacio de discusión sobre el delito político en Colombia.

Los presos políticos no somos ni delincuentes ni terroristas, somos luchadores del pueblo.

Fraternalmente,

 COLECTIVO DE PRESOS POLÍTICOS Y PRISIONEROS DE GUERRA, ANTONIO NARIÑO.

COMBITA, BOYACÁ. 

Fuente: Libre pensador librepensadorch@gmail.com
Anuncios