Imagen tomada de: http://www.fotosmilitares.org/viewtopic.php?f=12&t=1109&start=300

Por: Carlos Jaime  Fajardo (*)

Revista Viento del Sur

Agosto 22 de 2011

 En los últimos días se han desarrollado protestas tanto de trabajadores de empresas multinacionales del petróleo, como de habitantes aledaños a las zonas  de explotación, incluso sabotaje económico a los oleoductos por parte de la insurgencia, lo cual debe llevarnos al interrogante sobre ¿Cuál es el  inconformismo? Del pueblo colombiano, antes de  esconder la realidad  con la trillada frase, que tales protestas es por el llamado terrorismo.

Vale recordar, que desde el año 2004 se reestructuró ECOPETROL, creando la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, con el fin de concesionar gran parte del territorio nacional a los megamonopolios del petróleo, por eso se ha pasado de 8 a 38 millones de hectáreas, para la exploración y explotación de este recurso no renovable.

La política petrolera ha venido desarrollándose en contra de los intereses nacionales,  facilitando la inversión extranjera debido a las prebendas que se dan, donde un mayor porcentaje le corresponde a las multinacionales, muestra de ello, el incremento de las exportaciones del crudo y sus derivados, por ejemplo en el  año 2009 representó el 31% del total de exportaciones del país, mientras se incrementó en un 56% la explotación del gas natural. La Asociación  Colombiana de Petróleos, ACP, que agremia las multinacionales existentes en el país, calculan que para el año 2015 la producción de crudo será de 1.5  millones de  barriles por día.

Pacific Rubiales, monopolio canadiense, hoy en miras de la opinión pública por los sucesos de Puerto Gaitán, ha alcanzado grandes rentabilidades, por ejemplo, en el 2007, cuando compraron Rubiales Holdings y Meta Petroleum, obtenían una producción de 24.784 barriles por día, pasando en el 2008 a 61.105 barriles de petróleo,  en el 2009 llegaron a una producción de 135.000, lo cual representa un crecimiento de mas del 400%, en el 2010 225.000 barriles y en el 2011 llegarán a los 300.000. Se prevé que para el año 2014 esta multinacional tendrá 400 pozos en funcionamiento. En contraste la miseria, la violencia y el desempleo, es lo único que dejan.

Ante semejante saqueo, es apenas natural  el inconformismo del pueblo colombiano,  pero lo que es insólito, es que el gobierno dentro de su estrategia militar, anunciada el pasado 7 de agosto  proponga la creación de batallones especializados  en  zonas petroleras, para garantizar dicho saqueo y no para   evitarlo, como se supone lo haría un ejército nacional.

(*)Sociólogo, ensayista, investigador independiente e integrante de la Revista Viento del Sur.